Activación de la tradición alfarera basado en el modelo de cerámica prehispánica. La fabricación manual de la loza supone un valor etnográfico que debe perdurar en este lugar. Para ello, es vital la recuperación, el acondicionamiento, las mejoras en accesibilidad y la señalización del camino peatonal vinculado a la actividad tradicional y artesanal de la loza. La propuesta aborda estos objetivos, afianzando el itinerario locero como nexo entre los espacios de mayos interés del asentamiento, la historia del lugar y su paisaje envolvente. Un itinerario por la tradición.

Las actuaciones se centrarán en esta fase en el acondicionamiento del empedrado del camino; en favorecer la accesibilidad y seguridad de esta pequeña ruta, colocación de barandillas, refuerzo muros, limpieza, desbroce, reparaciones de los bordes. Acondicionamiento del aparcamiento, señalización general. Creación de miradores, hacía la presa, y pequeñas áreas de estancia, contiguas a este itinerario, acomodadas en las posibilidades de ensanchamiento del camino, dotados con señalética sobre la historia y tradiciones del lugar. Reconstrucción de los muros de piedra y pavimentación del camino.

Mejoras de la accesibilidad al centro locero existente, acondicionamiento de sus accesos peatonales y de su fachada. También se mejorará la conectividad del resto del asentamiento con este camino, senda de esparcimiento para el ritmo cotidiano de sus vecinos, que recuperan este paseo, además, itinerario de interés para todo visitante.