En el gran socavón que se encuentra en el centro de la isla, existe un estrecho valle que se prolonga hacia el sur de la Caldera de Tejeda, donde se ubica La Culata. Se trata de la cabecera de barrancos que, con el tiempo se ha ido ampliando por la erosión de las aguas. Caracterizada por sus profundos barrancos y fuertes pendientes así como por su gran visual del Roque Nublo y Roque Bentayga, La Culata supone un enclave de gran atractivo paisajístico.

La propuesta de actuación en este sitio busca potenciar su ubicación privilegiada a la sombra del Roque Nublo, conviertiendo el barrio en punto de referencia para senderistas que quieran disfrutar de los bellos paisajes existentes en este área. Y de este mismo modo, fomentar el turismo rural y la activación económica del barrio. Podemos encontrar a este respecto en la zona varias casas de arquitectura tradicional, reconvertidas para uso turístico en los últimos años.

Entre las intervenciones propuestas se distinguen dos áreas de actuación:

Por una parte, la creación de una guía de senderos circulares que toman como punto de partida el barrio de La Culata, acompañada de una señalización general en la que se prestará especial atención a la narración los espacios de interés y la historia del lugar.

Y por otra parte, las pequeñas intervenciones de mejora y acondicionamiento a realizar en el barrio para el uso y disfrute tanto de los turistas y habitantes en general como de los senderistas en particular. Entre las distintas intervenciones propuestas se encuentran: la adecuación de un ámbito para el tránsito peatonal en el centro del barrio, la dotación de un punto de encuentro e información para los senderistas que quieran iniciar una ruta, la integración paisajística de los contenedores de residuos y del espacio donde se realiza la feria equina, la adecuación de una zona de aparcamiento y la instalación de un merendero para los visitantes.

Guía de senderos personalizados

Tomando como punto de partida el barrio de La Culata, se proponen varios senderos circulares a realizar en la zona. Dichos senderos son de diferentes niveles de dificultad y distancias, permitiendo así el acceso a todo tipo de públicos. Asimismo, mediante la señalización y la dotación de paneles informativos se ponen en valor los distintos puntos de interés existentes como son: la cantonera, el molino, los nacientes, el tanque del viso, los lavaderos, el horno de pan o la feria equina.

Intervenciones de mejora

De cara a convertir La Culata en un punto de encuentro para senderistas, se plantean una serie de mejoras en el centro del barrio. Estas mejoras tienen como objetivo facilitar el acceso a las rutas así como a la información necesaria sobre ellas a senderistas y público general. Para la consecución de estos objetivos, se sugieren tres intervenciones principales detalladas a continuación:

  1. Adecuación de ámbito para tránsito peatonal
  2. Dotación de un punto de encuentro e información – Km 0
  3. Integración pasiajística de residuos y mejora del espacio para la feria equina

Screen Shot 2015-05-20 at 23.09.06