Artenara, situado en las cumbres occidentales de Gran Canaria, es el municipio de mayor altitud de la isla con 1.270 msnm. Destaca por su escasa población y por la fuerte presencia de las formaciones geológicas más antiguas de la isla, pertenecientes al macizo central de la cumbre y la Cuenca de Tejeda. Su topónimo “lugar entre rocas” queda reflejado en el paisaje de sus casas-cueva, situadas al borde de abruptas laderas.

Las actuaciones giran en torno a un recorrido circular por el barrio, con inicio en la Iglesia de San Matías, pasando por la ermita de la Virgen de La Cuevita, situada a 400 metros del casco del pueblo, para continuar por la zona de la Degollada hasta acabar de nuevo en la plaza del pueblo de Artenara. Este recorrido repasa el patrimonio arqueológico, natural y etnográfico del barrio, en definitiva, un itinerario por la tradición y la visión de una “tempestad petrificada” tal y como inmortalizó Miguel de Unamuno en su visita al barrio.

Las acciones van encaminadas al acondicionamiento, la accesibilidad y la señalización de este recorrido vinculado a la actividad turística. La propuesta aborda estos objetivos, afianzando este itinerario como nexo entre los espacios de mayor interés del barrio, la historia del lugar y su paisaje envolvente. Dichas acciones se centrarán en la pavimentación de parte de su recorrido así como en favorecer la seguridad y accesibilidad a través de la colocación de barandillas.

Intervención: Mejora del acceso peatonal.

Pavimentación en acabado pétreo del camino de la Cuevita que une el archivo municipal con la ermita de la Virgen de La Cuevita.

INTERVENCIÓN. Proyecto de iluminación interior de la cueva situada al lado de la ermita de la Virgen de la Cuevita. Esta cueva será acondicionada para albergar y exponer la tralla, utensilio que se utilizaba en la antigüedad para la extracción de aceite de manera artesanal a partir de almendras.
Infomuro. Interpretación directa de la cuencia de Tejeda.

En la zona denominada como “Debajo del Risco”, y situado justo encima del lomito de los Quintana, justo al final del recorrido que llega desde la ermita de la Cuevita, se dispone una mesa interpretativa en chapa de acero. Este panel, anclado al muro, actúa como reflejo dle paisaje que se observa justo enfrente. Su contorno imita la silueta de las formaciones geológicas. Una serie de textos explicativos acompañan y dan contenido al panel, encargado de explicar la Cuenca de Tejeda.

Mejora de accesibilidad.

Gran parte del recorrido en la zona de La Cuevita carece aun de pavimento o se encuentra sin
terminar. La propuesta tiene como objetivo mejorar las condiciones de accesibilidad y seguridad en
este tramo del itinerario. Las acciones se materializan en la formaicón de un peldañeado y en
pavimentar con acabado pétreo la bajajada hacia la parte inferior del barrio. Además se incluye un
pasamanos de madera que haga que el desnivel cumpla con unas condiciones mínimas de
seguridad de utilización.